No me molesto entrar en redes sociales porque a mis oidos llegan a veces comentarios dirigidos a mi o a este blog. Lo último que dicen por la red es que soy un defensor de systemd.

Hace poco se realizó una encuesta sobre Debian y si preferirían otro inicio distinto a systemd. La verdad es que simple vista, los que querrían a Debian con otro inicio fueron más.

Se puede juzgar de diferentes formas. Por un lado los de otro init fueron el 38% de los votos. Los que defienden a systemd, el 12%, los que quieren que soporten a todos los inicios fueron el 16% y por último a los que les da igual mientras funciones bien, el 34 %. Hay creo, dos victorias; los que quieren otro inicio fueron muchos y los que les da igual, casi les empatan.

Al fin y al cabo tampoco hay que darle mucha importancia a una encuesta de 181 votos.

Veo, porque es palpable, a un creciente grupo de usuarios que defienden a inicios alternativos a systemd. Y lo hacen de una manera con mucha agresividad. Yo, conocido por mis detractores como tóxico, les voy a dar una lección de sentido común aclarando algunas cosas. Sí, defiendo a systemd y defiendo a los demás inicios alternativos como openRC. Esto es una guerra perdida de antemano.

Sabemos que systemd es enorme y tiene un gran poder. Conocemos que los demás inicios cumplen la filosofía UNIX, como sabemos que UNIX no es GNU. Systemd tiene licencia libre, como la tienen openRC, SysVinit, Runit, etc. bajo distintas licencias, cierto, pero siempre libres. ¿No tenéis distribuciones ya con otros inicios sin systemd? ¿Por qué no las usáis? ¿Acaso tenemos que seguir la filosofía de un sistema operativo que no es libre, como UNIX? ¿Que openRC, SysVinit, Runit hacen un trabajo modular y systemd no? Es cierto. Systemd lo tiene todo centralizado, ¿pero esto es malo? Para empezar evita la segmentación, así como da uniformidad al sistema. Además, systemd es más moderno que los antiguos inicios que ya ni siquiera usan las BSD. ¿Cree la gente que por ejemplo openRC es más fácil que systemd? No, no lo es. Y vamos al otro extremo: OpenRC es más veloz iniciando el sistema y gestionando los arranques, es maravilloso también. Lo uso cuando quiero tener una temporada OpenStage. Me gusta mucho, y encuentro sus ventajas. Con esto quiero decir, guerra inútil. Que no forméis una guerra entre pro-systemd y los defensores de los demás inits. Por si no habíais caido antes, esto es la libertad del código: Eliges lo que quieras si todo es libre. ¿Antiguos usuarios de Debian? Usad Devuan mientras en Debian discuten. ¿No os gusta Debian? Usad Arch, o Gentoo, o Artix/OpenStage, y si sois de estómago fuerte y sin olfato, PCLinux. Es lo que me dicen algunos cuando me quejo del software privativo en algunas distros sucias. Todo vendrá. Si crece la comunidad de los que no quieren systemd hay más posibilidades de más distros con otros inits alternativos.

Así que.. viva systemd y viva los demás inicios. Larga vida a la libertad del código y elección.