Hemos añadido a la lista de Software Libre Excelente a una magnífica aplicación que junto a otra, (TestDisk) es la mejor alianza para recuperar esas fotografías que se perdieron cuando por accidente se te estropeó el sistema operativo.
TestDisk se ocupa de recuperar las particiones que se han perdido de un disco, mientras que PhotoRec permite la recuperación de fotos y otros archivos que se han perdido debido a la eliminación, el formateo o algún otro problema.

Si tu equipo ha sido víctima de un error general o atacado por un virus que ha hecho que tu disco duro sea inaccesible, estas herramientas pueden – quizás con la ayuda de un segundo equipo – ayudarte a volver a poner las cosas en marcha. En caso de que necesites llamar a los expertos si TestDisk no está a la altura de la tarea de recuperación, puede ser útil en términos de diagnóstico.

El soporte de sistemas de archivos es impresionante (FAT, NTFS, exFAT, ext2/ext3/ext4 y HFS+), y hay versiones de las herramientas disponibles para casi todos los sistemas operativos de escritorio. La compatibilidad y el reconocimiento de formatos de archivo también es impresionante, lo que significa que no importa el tipo de documentos que intente recuperar de su disco duro estropeado, tienes una posibilidad muy razonable de éxito.

La recuperación gratuita de archivos de este calibre es realmente difícil de conseguir y por lo tanto es muy recomendable.

Además de ser gratuito y libre, PhotoRec funciona, además como hemos visto en diversos sistemas operativos, con todo tipo de medios de almacenamiento digital como tarjetas de memoria, unidades de disco duro internos y discos duros externos. Pero no es el programa más fácil de usar que existe.

No es realmente una aplicación con interfaz gráfica, pero tampoco tienes que escribir largas cadenas de código para hacer funcionar PhotoRec. Te guía a través del proceso, pero lo hace con pantallas y menús de sólo texto.

Ejecutar PhotoRec es muy fácil. No hay nada que instalar. Cuando descargues el paquete correspondiente a tu sistema operativo, tendrás un montón de archivos dentro de un zip. Sólo tienes que descomprimir los archivos en una carpeta de tu disco duro, no importa dónde, siempre y cuando puedas acceder a ella fácilmente. Incluso puede ejecutarlo desde una unidad de disco duro si lo deseas.

Antes de ejecutar el programa, asegúrate de insertar la tarjeta de memoria en el lector de tarjetas. Eso lo hará disponible para que PhotoRec pueda verlo.

Elige el archivo llamado ‘photorec’. Haz doble clic en él para ejecutarlo. Entonces se abrirá una pantalla de terminal. Si te pide tu contraseña, introdúcela. Entonces obtendrás una página que se verá así. Esta es la página en la que eliges la tarjeta de memoria (u otro dispositivo) con la que trabajar.

Utiliza las teclas de flecha arriba y abajo para seleccionar el medio del que quieres recuperar.

Notarás que no recibes los bonitos nombres de los volúmenes que ves en el gestor de archivos. Estás viendo los nombres tal y como los ve el sistema operativo. Casi todo el tiempo, la forma más fácil de distinguir uno de otro es simplemente mirar el tamaño. Si estás tratando de recuperar una tarjeta SD de 8 GB, entonces busca la de 8 GB. Si no ves nada que corresponda a lo que buscas, cierra el programa y asegúrate de que la tarjeta de memoria esté correctamente insertada en el lector de tarjetas. Abre PhotoRec de nuevo y mira si aparece esta vez. Si no lo hace, es posible que estés teniendo uno de los problemas descritos en la nota sobre la capacidad del disco. En ese caso, es hora de ir a la documentación del desarrollador.

PhotoRec y TestDisk usan la licencia GPLv2.