LibreOffice es la suite libre por excelencia. Su existencia se debe al práctico abandono del veterano y venerable OpenOffice.
La suite libre LibreOffice es valorada por muchos, por su excelente compatibilidad con los formatos de Microsoft Office, incluyendo los nuevos archivos DOCX, PPT y PPTX. LibreOffice 6x, y sus siguientes actualizaciones importantes en estos años, continúa rediseñando su interfaz de usuario y va añadiendo mejoras de productividad a sus seis grandes programas: Writer, Calc, Impress, Draw, Math y Base. Writer equivale al Word de MS Office, Calc es el equivalente a Excel, Impress al Power Point y Base es el creador de aplicaciones con base de datos. Pero además posee su programa de dibujo, Draw y matemáticas, Math. Todo esto le convierte en una suite más completa que MS Office.
Hay muchas razones para elegir el LibreOffice como tu suite de oficina. Primero, porque es libre, y gratuito , pero hay otras por las cual declinarse por esta aplicación. La mejor razón para elegirlo es que es la única suite ofimática de código libre totalmente actualizada, lo que significa que los usuarios preocupados por la seguridad, como los gobiernos y las instituciones financieras -que suelen ser recelosos con las aplicaciones ofimáticas patentadas de Microsoft, Google o Apple- pueden utilizar LibreOffice con la plena confianza de que todo lo que hace es visible públicamente, y que ninguno de sus datos se desliza subrepticiamente en alguna base de datos remota en nombre de una mayor productividad.
Otras razones para elegir LibreOffice incluyen que es gratuito. Su licencia es libre, no necesitas pagar inútilmente por estúpidas licencias caducas que está disponible con una interfaz y un conjunto de características idénticas en GNU/Linux, Windows y macOS.
Es una de las pocas suites que puedes abrir y convertir casi cualquier documento heredado que tengas o en tu oficina en las últimas tres décadas. Otro atractivo es que LibreOffice todavía utiliza la familiar estructura de menú de barra de herramientas e iconos que millones de usuarios aprendieron de versiones anteriores de Microsoft Office , pero que Microsoft abandonó hace diez años por la nueva interfaz.
LibreOffice combina un procesador de textos llamado Writer, una hoja de cálculo llamada Calc, una aplicación de presentaciones llamada Impress, un programa de dibujo vectorial llamado Draw, una base de datos llamada Base, y un editor de fórmulas matemáticas llamado Math.

El procesador de texto Writer finalmente proporciona un diálogo que permite saltar a un número de página específico, admite estilos de tabla preestablecidos, agrega una barra de herramientas de dibujo de líneas y mejora las herramientas de selección de color y los temas de color coordinados que se ajustan más a los estilos de Microsoft Office. La hoja de cálculo Calc actúa más como Excel, con comodines en lugar de expresiones regulares como ajuste predeterminado en las fórmulas, diálogos mejorados de tablas pivotantes y un menú de selección de funciones que reduce las opciones a medida que escribes. La aplicación de presentaciones Impress, que nunca fue un punto fuerte, obtiene algunas plantillas nuevas moderadamente elegantes en la última versión y un nuevo diálogo de selección de plantillas cuando se abre Impress, pero no esperes grandes cambios.

LibreOffice tiene bastantes ventajas sobre MS Office. Por ejemplo, puede guardar archivos en más formatos, y sobre todo, está traducido a muchos más idiomas.
Las desventajas.. Los principales rivales de LibreOffice están disponibles en una versión online accesibles desde el navegador, generalmente completas. No hay LibreOffice online disponible públicamente, como lo hay para las aplicaciones de Microsoft, Apple y Google. Esto es un punto flaco. El punto fuerte es que la suite LibreOffice es la más completa de todas las disponibles. Ni WPS ni FreeOffice son tan potentes como LibreOffice y además son de código cerrado y por tanto, potencialmente malware.