Xfce es el entorno de escritorio que sigue en desarrollo, el más antiguo de todas las distribuciones de GNU/Linux, tan sólo se lleva unos meses con KDE, que se creó poco después. Iniciado en 1996 (para referencia, Linux 0.1 fue lanzado en 1991), se inició como una alternativa a CDE (Common Desktop Environment) que pertenecía al sistema UNIX. Tiene algunas características muy distintivas, pero las que más destacan son su simplicidad y su ligereza.

Xfce está todavía en desarrollo y es uno de los mayores y completos entornos gráficos. A pesar de eso, Xfce recibe poca atención en comparación con otros grandes específicos como GNOME o KDE Plasma pero su función no es estar a la última. Muchos usuarios piensan que parece antiguo y realmente lo es, pero también es su mayor gloria pues sus características le hace único. ¿Pero qué tiene Xfce que enamora?

De naturaleza ligera

Un aspecto popular e importante de Xfce es su naturaleza ligera. Xfce es un paquete bastante pequeño y es ligero en relación a los recursos del sistema también, en la mayoría de los casos. Por ejemplo, en el modo de inactividad, Xfce usa menos de 400 MB de RAM en cualquier sistema.
Esto es una gran ventaja, porque aunque un navegador web y al reproducir un vídeo el consumo puede subir sustancialmente, no es lo mismo partir de 400 MB que de 800 o más MB.

Simple, que no pobre

Xfce se ha convertido en un sinónimo de simplicidad a lo largo de los años. Sólo para aclarar, “simple” aquí no significa mínimo. Significa que hacer las cosas es mucho más cómodo. Los usuarios no tendrán que buscar mucho tiempo para encontrar lo que quieren. Por ejemplo, el administrador de Ajustes es, en mi opinión, el mejor entre todos los grandes entornos gráficos a excepción de las Preferencias del Sistema de KDE. Es sencillo y está bien categorizado. Similar a este ejemplo, todos los otros componentes de Xfce están bien estructurados.

Su estructura

La estructura de Xfce es completamente modular. La mayoría de los elementos del entorno están separados, lo que hace que el sistema sea mucho más configurable. Por ejemplo, el gestor de ventanas predeterminado es Xfwm; el sistema de configuración es Xfconf, el gestor de escritorio es Xfdesktop, y el gestor de sesiones es Xfce4-session. Estas cosas suelen estar fusionadas y no son reemplazables en la mayoría de los entornos. Los ajustes de todos los componentes se reúnen en el administrador de configuración para proporcionar una interfaz unificada para facilitar su uso.

En las propias palabras del equipo Xfce:

“Xfce encarna la filosofía tradicional de UNIX de modularidad y reutilización. Consiste en un número de componentes que proveen la completa funcionalidad que uno puede esperar de un ambiente de escritorio moderno. Se empaquetan por separado, y se puede elegir entre los paquetes disponibles para crear el entorno de trabajo personal óptimo”.

Ni feo ni guapo, pero eso no importa

Ahora, como resultado de todo lo que ya se ha mencionado antes, se traduce en el hecho de que Xfce funciona bien en la mayoría de los equipos. Es rápido, realmente eficaz, y hace el trabajo muy bien. Después de un poco de práctica y experiencia, los usuarios pueden recorrer el sistema rápidamente y aprovechar la productividad y optimizarlo. El uso de la CPU en estado de inactividad (o baja actividad) es muy aceptable. Es aquí donde su poca gracia, estéticamente hablando, es su mayor baza.

Muy configurable

Xfce tiene un excelente alcance para la configuración. Desde la interfaz hasta las preferencias de hardware, todo puede ser ajustado fácilmente. El administrador de configuración cubre casi todo lo que se requiere. En cuanto a la apariencia, hay sitios web como xfcelook disponible para obtener varios temas de iconos y temas GTK del sistema.

Como una roca

El proyecto Xfce es estable. Hay algunos errores aquí y allá, y son en su mayoría problemas debido a los controladores de hardware. El uso del sistema es bastante fluido en general. El ciclo de actualización es notablemente estable. Xfce 4.14 fue recientemente lanzado después de casi 4 años y medio de desarrollo. Todos los componentes del entorno funcionan muy bien juntos para proporcionar una experiencia fluida a los usuarios.

Los agregados

Los plugins incorporados son excelentes. Abarcan múltiples aplicaciones y requisitos. Enumeraré algunos de los plugins que encuentro más útiles:

  • Plugin de la CPU: Esto muestra el uso de la CPU gráficamente en el panel. Es muy útil si quieres saber cuánta carga de trabajo tiene cualquier aplicación en tu sistema. Es una buena idea tener este plugin ya que puedes observar qué es lo que más y lo que menos consume.
  • El plugin de Pomodoro: Este es un gran plugin de productividad. La técnica Pomodoro es ampliamente utilizada para aumentar la productividad. Sigue un patrón de alternancia de períodos de trabajo y descanso. Por ejemplo, 25 minutos de trabajo, 5 minutos de descanso. Xfce proporciona un plugin para llevar la cuenta del tiempo cuando se utiliza esta técnica. Esto trae el cronómetro Pomodoro en el panel.
  • El plugin de Mail Watcher: Este plugin puede ser usado para recibir notificaciones de los correos electrónicos de múltiples servicios en un solo lugar.
  • Plugin de espacio de trabajo: Los espacios de trabajo son una gran característica de productividad en los escritorios. Xfce fue uno de los primeros entornos en adoptar esta característica, y por lo tanto, esta característica es bastante madura en Xfce. Para una mejor accesibilidad, puedes ver los espacios de trabajo en el panel, con una vista en miniatura de las ventanas abiertas en cada uno de ellos.

Un panel muy flexible

Una de las características más distintivas de Xfce es el panel. Es altamente configurable con varios plugins proporcionados por el equipo de Xfce. El ancho y la altura del panel pueden ser cambiados, y los usuarios pueden localizarlo en la pantalla como deseen. También se puede colocar el panel en arriba, en el escritorio o a los laterales.

Todo encaja

Todo programa que se instala en Xfce se ve bien, sin importar para qué fue desarrollado el entorno original, o si el kit de desarrollo gráfico es GTK, GNOME, Electron, etc. todo parece encajar en el sistema. Todos los programas GTK funcionan perfectamente, pero con los programas Qt, hay problemas más pequeños. ¿Y si quisieras cambiar el tema de los programas Qt? Y existe la posibilidad de que algunas aplicaciones Qt se vean mal. En ese caso, algunos programas están disponibles para la temática y la configuración de las aplicaciones Qt, específicamente, como Kvantum.

¿Se rompe? Revívelo

No importa qué uses, si utilizas un sistema operativo, es probable que se rompa de vez en cuando a menos que sea increíblemente regular en una distribución muy estable. Tal vez debido a una actualización o tal vez debido a un error del usuario. En otros entornos, la mayoría de las cosas están integradas entre sí. Si rompes, digamos, el menú de aplicaciones, probablemente tendrás que reconfigurar todo el entorno de nuevo. En Xfce, como mencionamos, las cosas son modulares. Si el menú se rompe, reinstalar sólo eso. Es bastante simple de hacer.

Las piezas de software

Ahora finalmente llegamos a las características generales del propio entorno y a los componentes de software que vas a utilizar. Las utilidades de software son una parte del propio escritorio, y cuando hablamos de un entorno, tenemos que tenerlas en cuenta también. Por lo tanto, vamos a revisar algunas de ellas.

Thunar (Administrador de Archivos): El administrador de archivos por defecto de Xfce se llama Thunar y es un programa bastante capaz. Es mayormente útil con características simples como la visualización de elementos en modo de lista/modo de iconos, el cambio del tamaño de los elementos, un panel para accesos directos a otras unidades, particiones o carpetas, funcionalidad de pestañas, etc. Es estable y tiene todas las características básicas que los usuarios necesitan.

Catfish (Búsqueda): Catfish es la aplicación de búsqueda por defecto en Xfce. Es ligera de usar y bastante funcional. Busca en todos los archivos del directorio principal y proporciona toda la funcionalidad necesaria. Los usuarios pueden restringir los resultados de la búsqueda en función de la fecha de modificación. Hay dos apariencias diferentes para elegir.

Xfce-Terminal: Xfce-Terminal tiene una excelente funcionalidad. Hay muchas opciones para la configuración de la apariencia, por supuesto. Puedes cambiar cualquier factor de cualquier cosa relacionada con la apariencia. Pero si quieres cambiar la apariencia de tu prompt, eso es más bien un trabajo para el archivo .bashrc en tu directorio principal. Una característica de Xfce-Terminal que es poco común, y bastante deseada en el modo desplegable. La mayoría de los programas de terminal no tienen esto, y es una pequeña y útil característica si sabes cuándo invocarla y se puede aprender rápidamente por experiencia.

Mousepad (editor de texto): Mousepad es rápido, y hace el trabajo excelentemente. Hay características esenciales para cambiar el tema de color, el estilo de letra, las búsquedas, etc. Mousepad tiene una característica particular que lo hace adecuado para la programación. Es cierto que no es un IDE, pero cumple algunos requisitos básicos. Hay resaltado de sintaxis, auto-indentación, ajuste de líneas, resaltado coincidentes, cambio de numeración de líneas, tamaño de pestaña configurable, etc. Todas estas características lo convierten en una excelente solución para la programación, con una terminal incluida para compilar/ejecutar los scripts del programa.

Empieza a usar Xfce

Si las razones te entusiasman lo suficiente como para cambiar al escritorio XFCE, hay un puñado de fantásticas distribuciones de GNU/Linux para elegir, como Linux Lite, Xubuntu, Fedora Xfce, y muchas más. Todas estas son excelentes opciones para probar Xfce.