El equipo de Devuan ha publicado Beowulf 3.0.0, basado en Debian Buster, pero sin systemd. Esto viene a colación de la entrada de ayer.

El proyecto comenzó en noviembre de 2014 como una bifurcación de Debian con un anuncio que citaba “percepciones divergentes del proyecto Debian” después de una batalla sobre la adopción de systemd, y que prometía estar “libre de hinchazón como debería estarlo una distribución de base minimalista”. El “vua” de Devuan en el nombre significa Veteranos Administradores de UNIX. Está patrocinado por Dyne.org, que se describe a sí mismo como una ” fundación de software libre sin fines de lucro”.

Sin embargo, el comentario sobre “libre de hinchazón” se refiere a “libre de systemd” porque Devuan precisamente no es minimalista en el software precisamente.

Esta es la tercera versión estable de Devuan, la primera en la serie fue Jessie en mayo de 2017 y la segunda ASCII (basada en Debian Stretch) en junio de 2018.

El minimalismo estético es un principio básico de Devuan, y en la última la conferencia se abrió con una sesión sobre “la búsqueda del minimalismo”. El enfoque es evidente en el proceso de instalación de Beowulf, que ofrece sólo unas pocas opciones básicas. El escritorio por defecto es un rústico y poco atractivo entorno XFCE, que es ligero por diseño pero Devuan no está enfocado para recién llegados a GNU/Linux. Para el sistema init, uno puede elegir entre el tradicional sysvinit o bien openRC de Gentoo. El sistema se ve desnudo, sin el pulido de la mayor parte de las distribuciones, incluso menos pulido que una Debian vanilla, pero se adapta bien a los usuarios con cierta experiencia en GNU/Linux.

Para aquellos que son reacios a systemd, todavía hay muchas opciones, como Gentoo, que soporta systemd pero sólo como “un sistema de inicio alternativo”. También está el recientemente publicado MX Linux 19.2, que adopta un enfoque pragmático donde se envía con systemd “presente pero desactivado por defecto”, aunque el equipo de MX Linux “insta encarecidamente a los usuarios a permanecer con esta configuración que utiliza sysvinit”.

A pesar de estas opciones, systemd sigue en ventaja en cuanto a los sistema de inicios por ahora, y es ampliamente adoptado. GNU/Linux como mencionaba en la editorial de ayer, es todo acerca de la libertad elección, por lo que la existencia de Devuan, Slackware, Gentoo y otros es bienvenida para todos aquellos usuarios disgustados con el inicio systemd.

Página de descargas de Devuan.