Ayer nos sorprendimos de ver enlaces de sofware en gnu.org a GitHub, propiedad de Microsoft por el cual debes aceptar un contrato con dicha empresa, esto es a todas vistas vergonzoso y un descrédito a la organización impulsada por la FSF, pero hoy al menos tenemos una buena noticia. En noviembre del pasado año, KDE anunció que se trasladaría a GitLab como parte de una migración masiva, y hoy la compañía confirmó que la primera fase del proceso está finalmente completada.

En otras palabras, la comunidad de KDE puede ahora utilizar GitLab de manera normal para contribuir al proyecto y ayudar a mejorar el proyecto en general.

La migración a GitLab no es en absoluto algo que pueda suceder de la noche a la mañana, ya que se han migrado más de 1.000 repositorios.

Y esta es la razón por la que KDE quería hacer todo por etapas, usando herramientas personalizadas para actualizaciones masivas que se suponía que ayudarían durante el proceso.

“La migración comenzó moviendo algunos equipos más pequeños y ágiles de KDE que estaban muy interesados en probar y proporcionar retroalimentación”, explica Nuritzi Sánchez de GitLab en un post detallado sobre la migración de KDE.

“Después de que este ciclo se completó con éxito, KDE comenzó a migrar equipos con una base de código más grande y más colaboradores. Una vez que se resolvieron todos los problemas principales, hicieron el cambio final para todos los proyectos restantes que planeaban trasladar. El equipo de administradores de sistemas documentó los resultados después de cada paso y los compartió directamente con la comunidad de KDE para recibir información y lograr un consenso sobre la forma de proceder”.

“Adoptar GitLab ha sido el siguiente paso natural desde que se presentó la oportunidad. Simplificar la incorporación de nuevos colaboradores es uno de nuestros principales objetivos en la comunidad KDE. Poder permitir que los colaboradores del proyecto participen fácilmente en la forma en que se prueban y entregan los productos que mantienen será sin duda un punto de inflexión para nuestro ecosistema”, dice Aleix Pol.

De acuerdo con las estadísticas oficiales, el proyecto KDE es actualmente el hogar de más de 200 aplicaciones, con más de 2.700 diseñadores, desarrolladores y colaboradores trabajando en la mejora de la experiencia en general para todos los que forman parte de la comunidad.

Antes de que se pueda considerar que la migración a GitLab se ha completado, KDE todavía tiene dos fases más por finalizar. Entre ellas figuran el CI y la gestión de tareas para los desarrolladores, y una vez más, esto se llevaría a cabo de manera gradual para asegurarse de que todo salga según lo previsto.

Un resumen más técnico de la migración está disponible en el propio post de GitLab aquí y la fuente aquí.