Cuando descargas, grabas e inicias Trisquel al principio puede que te encuentres con un escritorio más de GNU/Linux. Quizás te parezca un escritorio más espartano que otros muchos que hayas probado.
Míralo, compáralo con las demás distribuciones, es muy ligero y también completo por defecto. Pero debajo de lo que ves hay un sistema GNU puro, sin una traza de código, blob o firmware privativo y ¡además funciona! *(leer al final de la entrada).
Trisquel puede ser para todo tipo de usuarios de ordenadores, pero está enfocado especialmente para los que trabajan con software libre. Pero  debido a las restricciones de cierto firmware, no arrancará en equipos con hardware que no tienen controladores libres. Es decir, es posible que tu tarjeta de red no funcione, ni la cableada ni la inalámbrica. Sin embargo, si tu hardware tiene controladores soportados, estás ante la distribución GNU/Linux 100% libre más usada por la comunidad más puritana del software libre. Aquí hay que puntualizar que Trisquel se basa siempre en la edición LTS de Ubuntu, pero ahí termina la familiaridad pues poco tienen en común en cuanto a la filosofía y respeto al software libre. Si comparamos sin embargo con Debian, la cosa está más igualada, pero vencería Trisquel como más libre aún que Debian.

En el año 2018 aquí se hizo una comparativa entre Trisquel, Debian y Ubuntu, arrojando este cuadrante:

 

Así es. A diferencia de Debian, Trisquel no tiene repositorios no libres y va más allá, ya que no te facilitará el hecho de instalar algo no libre, como drivers privativos. Trisquel está sujeto a la normativa y exigencias de la FSF, Debian no.

Otra parada en el camino. Debian per se es 100% libre aunque no sea reconocida como tal por la Free Software Foundation. No entra en el listado porque tiene repositorio non-free y hace posible instalar los controladores privativos. Pero eso lógicamente depende de ti.

La edición actual de Trisquel es la 8.0 aka Flidas. Presenta un escritorio MATE limpio, aunque tiene una edición mini con LXDE.

Trisquel 9.0 es una nueva versión en desarrollo del sistema operativo Trisquel pero aún basado en Ubuntu 18.04 LTS. Trisquel 9.0, que recibe el nombre en código Etiona comenzó su desarrollo desde abril de 2018, según el anuncio oficial. A finales de 2019, se anunció en el foro de la comunidad de que ya había una imagen para pruebas. El cambio de Flidas a Etiona es lento pero deben entender que escudriñar todo el código para asegurarse de no contener absolutamente nada limitante en la libertad del usuario ante el software libre, es una ardua labor, titánica. Pero Etiona viene con una gran sorpresa: Trae Plasma KDE por defecto, lo cual aparte de ser una idea grandiosa, será una llamada a ser más usada por el público amante de KDE, aunque se trata de una versión estable, antigua. El instalador es Ubiquity.

Trisquel nació en Galicia pero es mantenida por una comunidad que se extiende por todo el mundo. Como curiosidad y que compruebo en primera persona, es quizás la distribución más usada por los integrantes del foro de la Free Software Foundation y el mismísimo Richard Stallman es un devoto defensor de esta maravillosa distribución pura.

*Nota: Del corto listado de distribuciones patrocinadas por la FSF, Trisquel es la más usable y funcional. Las demás requieren una elevada curva de aprendizaje y la experiencia puede ser defraudante. En mi opinión hay simplemente dos distribuciones 100% libres usables, y son Trisquel y Debian.

A los creadores de Trisquel, desde el sur, Andalucía os digo: Viva la mare que os parió.