Veo un paralelismo entre el partido político PSOE y OpenMandriva. El primero ni es socialista ni obrero y lo segundo será Open pero de Mandriva no le queda nada. O casi.

OpenMandriva hasta hace prácticamente un año era basada en la legendaria Mandriva pero inició una serie de cambios que se fueron alejando de la distribución desaparecida en el 2011. Y también debemos entender que es algo normal porque no tiene mucho sentido basarse en una distro ya muerta. O sí, como hacen los desarrolladores de Mageia, pero es un trabajo titánico. Quizás por ello OpenMandriva optó por tomar algunas cosas de Fedora y usar el gestor de paquetes DNF y la interfaz gráfica Dnfdragora para su gestión, pero no comparte repositorios con Fedora. Sin embargo, no todo recuerdo de Mandriva ha desaparecido, OpenMandriva sigue viéndose con un regusto a la antigua distribución francesa, y mantiene el Centro de Control como vemos abajo.

Pero hay otras cosas que a mi, particularmente no me agrada, y es que OpenMandriva no usa GCC sino Clang, que por muy ligero que sea, no me gusta quienes lo mantienen ni por qué. Aún así sigue siendo software libre y entra en el listado.

La primera sensación cuando inicias OpenMandriva es una experiencia agradable. Es una gran implementación del escritorio KDE Plasma, que por cierto, en la última edición es la 5.19.3. La pantalla de inicio de sesión se presenta es fresca, primaveral. No es que las flores sean mi preferencia en mi escritorio, pero ciertamente le da elegancia.

Realmente se aprecia la pantalla de bienvenida de OpenMandriva. Es una gran introducción al proyecto. Es 100% comunitario, y no te anima a instalar software privativo como sí invitan otras ventanas de ayuda de otras distros.

El Centro de Control de OpenMandriva es un agradable recuerdo a los días de Mandriva. Esto es al menos, en la apariencia, una reescritura visual del centro de control original. No obstante por eso repito eso de la similitud en la apariencia porque en el fondo no es lo mismo que el Centro de Control de Mandriva. El Centro de OpenMandriva son enlaces a las herramientas de Preferencias del Sistema de KDE Plasma salvo algunos enlaces al editor de repositorios.

El administrador de paquetes de OpenMandriva es familiar, pero un poco diferente de lo que recuerdo en mis días en Mandriva. Es familiar si has usado Fedora. Para la disponibilidad de software adicional, se puede seleccionar repo-picker de OpenMandriva y añadir los repositorios.

OpenMandriva tiene un sencillo instalador que es Calamares. Funciona bien en muchas distribuciones y esta no es la excepción. Una rápida instalación y listo para correr con OpenMandriva.

Hay otro punto criticable respecto al software. OpenMandriva viene muy inflada. De hecho tiene programas distintos que hacen lo mismo. Poner KDEnlive por defecto es gastar megas por gusto porque a ver quien edita vídeo con frecuencia, o Konversation y Kopete. Esto pasa con la mayoría de las distribuciones y es un sinsentido.

Puedes descargar la última versión de OpenMandriva LX 4.2 en este enlace pero ojo, que aún es Alpha.