Alguna vez que otra he escrito alguna editorial preguntando u ofreciendo ideas para mantener esa inmensa joya que existe llamada software libre. Lo más importante del software libre es el desarrollador: De él depende si su trabajo será de código abierto/libre o cerrado. Y es algo tan sumamente importante que todas las miradas deben ser hacia ellos.

Últimamente se está hablando del Fair Code (Código Justo). No es para asustarse, todo lo contrario, ante el escepticismo que en la comunidad del software libre puede producir una nueva licencia, tenemos que pensar friamente y analizar la situación. Entonces, ¿que es el Fair Code?

Cuando los desarrolladores publican su software como código abierto, también están dando un derecho por definición a todas las empresas del mundo a utilizar comercialmente su software sin tener que obtener una licencia o compartir algunos beneficios con ellos. Esto causó algunos problemas en el mundo del código abierto hace algunos años. Por ejemplo, Amazon tomó el código fuente de MongoDB (un sistema de base de datos de código abierto), le cambió el nombre y luego lo proporcionó como un SaaS (Software-as-a-Service) en su plataforma AWS, y luego cobró a la gente dinero por usarlo. Los desarrolladores de MongoDB se enojaron porque literalmente no recibieron nada de Amazon aunque son los creadores originales del 100% del código.

Esto añade algunos problemas de sostenibilidad a los proyectos de código abierto, ya que cualquiera y cualquier empresa puede simplemente tomar el código y luego reutilizarlo comercialmente sin devolver nada a los desarrolladores originales. Los desarrolladores originales pueden morir de hambre y el proyecto puede detenerse, y no habría ninguna obligación por parte de nadie de pagarles comercialmente.

La iniciativa de Fair Code surgió de este contexto; para evitar que nadie utilice el software comercialmente sin contactar primero con los autores del software original, haciéndolo bajo el paraguas de lo que se conoce como modelos disponibles de la fuente.

El Código Justo es como el código abierto en términos de casi todo; los usuarios todavía tienen el derecho de:

  • Acceder y leer el código fuente completo del programa.
  • Usar el software para cualquier propósito que deseen.
  • Modificar el código fuente para cualquier propósito que deseen.
  • Redistribuir el software.
  • Incrustar el software en un producto que quieran lanzar.

Sin embargo, la única limitación es el uso comercial del software, que no está permitido a menos que uno se ponga en contacto con los desarrolladores originales y acuerde con ellos ese uso comercial primero.

Los autores del Código Justo sostienen que este modelo ayudará a los desarrolladores de software a seguir trabajando en los proyectos que aman, sin tener que pasar necesidad económica por la falta de financiación. De ahí que sea “justo” para todos los que se ocupan del software, ya que se salvan los derechos de los desarrolladores y también los derechos de los usuarios medios y los clientes de las empresas.

Hay 3 licencias clasificadas como “Código Justo” a partir de este momento:

  • La Commons Clause: Evita el uso comercial del mismo código fuente, pero lo permite si ha sido modificado o mejorado en gran medida. Así, por ejemplo, si sólo se cambia el nombre del software o algunas partes del código, entonces no se permite su uso comercial sin contactar a los autores. Sin embargo, si lo modifica en gran medida, entonces se le permite usarlo comercialmente sin contactar a los desarrolladores originales.
  • Confluent Community License: Una licencia hecha para el software Confluent, derivado de Apache Kafka. Sus límites exactos de licencia no parecen claros en este momento.
  • Server Side Public License (SSPL): La nueva licencia que MongoDB creó después de su emisión con Amazon. Básicamente impide su uso como SaaS sin llegar a un acuerdo con los desarrolladores de MongoDB primero. Fuente.

Creo que el poder empresarial debe de soltar dinero con justicia a quienes de buena fe liberan su código. Aprovecharse económicamente del altruismo de los desarrolladores es de sinvergüenzas y para eso ya existe la licencia BSD. Es por ello que veo muy sensata esta licencia. Poned atención, nadie habla de privatizar el código liberado como libre, sino de cobrar cuando es usado para que terceros ganen dinero. ¿Que pensáis ustedes?