La popularidad de GNU/Linux es algo que puede confundir a mucha gente, pues se esperaba que conquistara los escritorios, pero nunca fue ni creo que eso suceda nunca, ni tiene por qué ocurrir. El surgir de este nuevo sistema operativo vino casi al mismo tiempo que el nacimiento de la web. El mundo de los servidores, una vez propietario, eventualmente se enamoró de GNU/Linux de la misma manera que lo hizo la red. Bueno, ¿se enamoró o vio un enorme ahorro a nivel económico? Sea como fuere, durante años después de que comenzó a crecer en popularidad, se mantuvo en segundo plano. Alimentó algunos de los servidores más grandes, pero no pudo encontrar el éxito en ordenadores personales. Todo eso cambió con el lanzamiento de Android de Google en 2008, y al igual que eso, Linux encontró su camino no solo en los teléfonos sino también en otros dispositivos de consumo.
El mismo cambio de propietario a abierto o libre está sucediendo en la creación de redes. El hardware especializado que proviene de uno de los “Tres Grandes” proveedores de redes ya no es tan necesario. Lo que solía requerir este hardware especializado ahora se puede hacer (con fuerza de sobra) usando hardware estándar, con CPU Intel y con el sistema operativo GNU/Linux. GNU/Linux unifica la pila, y se sabe que es útil tanto para la red como para el resto de cosas. Con GNU/Linux, las redes son mucho más asequibles, más escalables, más fáciles de aprender y más adaptables a las necesidades de la empresa también.
La red de GNU/Linux es la red del futuro para el centro de datos empresarial y la nube empresarial; es una solución operativa utilizada ahora por muchos que se considera el sistema operativo más instalado en el mundo. De acuerdo con los datos ofrecidos en el año 2016 por Gartner, la expansión del centro de datos y la computación en la nube ayudaron a que GNU/Linux, popular y rentable creciera un 10.4%. Un informe de la polémica Fundación Linux publicado en el año 2016, señaló que más de 13.500 desarrolladores de más de 1.300 empresas han contribuido al kernel de Linux desde que la adopción de Git hizo posible el seguimiento detallado.
Si bien es probable que hayas oído hablar de él antes, es posible que desees saber un poco más: ¿Cuál es la historia, más allá de lo que ya hemos dicho? ¿Por qué es tan popular y cuáles son los beneficios de usarlo hoy? Rememoremos esta  excitante historia.

Donde comenzó

Esta historia se divide en dos ramas y comenzó en 1983 con otro sistema operativo conocido como UNIX, lanzado por primera vez en 1971. En 1983, se inició el Proyecto GNU, creado por Richard Matthew Stallman para crear un sistema operativo completo compatible con UNIX, pero el proyecto estaba estancado y tenía un núcleo faltante. Ya existía uno, pero difería mucho con una idea naciente del software libre.

Alrededor de 1987, se lanzó un sistema operativo similar a UNIX para estudiantes denominado MINIX, pero su licencia impidió su distribución gratuita y libre. Irritado por la licencia de MINIX, Linus Torvalds de la Universidad de Helsinki comenzó a trabajar en su propio kernel de sistema operativo. Su núcleo fue lanzado en 1991, y cuando se combina con los componentes de GNU y las licencias de código libre, se convirtió en el sistema operativo GNU/Linux que conocemos hoy. Esas son las dos ramas, la creada en 1983 por Stallman sobre las herramientas GNU y el núcleo creado por Linus en 1991.
Si bien el núcleo Linux no se desarrolló originalmente como un proyecto de código libre, hoy es el proyecto de software libre más conocido y altamente utilizado en el mundo. GNU/Linux fue desarrollado para ejecutarse en ordenadores personales i386, pero desde entonces ha sido transferido a más hardware que cualquier otro sistema operativo en el mundo.

GNU/Linux ahora

Si bien GNU/Linux existe desde hace casi 30 años, ha disfrutado de un aumento en popularidad a medida que más compañías buscan el tipo de tecnologías a escala web. Su amplia distribución, su modelo de código libre, su código adaptable y su sólida comunidad la han convertido en la elección obvia para las empresas que construyen su propia infraestructura. Pero hay algunas otras razones por las que creo que seguirán siendo frecuentes y generalizadas:

  • GNU/Linux está en todo
    GNU/Linux ejecuta casi todo los servidores en Internet, todos los teléfonos Android y derivados usan el Kernel de Linux (si bien no podemos hablar de GNU, el hecho de que se use el núcleo es algo significativo), la mayoría de los equipos de red de consumidores, el 100 % de los mejores supercomputadores del mundo, casi todos los dispositivos de “Internet de las cosas” (IoT), autos Tesla y incluso la popular y casi mítica PlayStation.
  • GNU/Linux es adaptable
    La razón por la cual GNU/Linux está “en todo” es porque es un sistema operativo tan adaptable. Debido a que GNU/Linux es modular y de código libre, significa que puedes escoger y elegir solo las piezas que necesitas. Puedes instalar pequeñas versiones de GNU/Linux solo para casos de uso especializado, puedes modificarlo para trabajar en dispositivos que enrutan paquetes a través de una red empresarial grande, o puedes usarlo como tu sistema operativo de escritorio.
  • GNU/Linux tiene una fuerte comunidad y ecosistema
    Una de las principales razones por las que GNU/Linux ha tenido tanto éxito es por la comunidad y el ecosistema fuertes que lo rodean. Hay colaboradores de GNU/Linux (desarrolladores que escriben código para mejorar el producto), instructores de GNU/Linux, opciones de capacitación de GNU/Linux, blogs, herramientas de terceros, distribuciones de GNU/Linux y conferencias.
  • GNU/Linux es gratuito y de código libre
    GNU/Linux es totalmente gratuito y de código libre, y esto lo ha convertido en el sistema operativo del futuro. Funciona con todo, es altamente adaptable y ha visto desarrollarse un ecosistema extremadamente fuerte a su alrededor.

Este es solo el comienzo de lo que GNU/Linux hace posible para el centro de datos moderno. En el centro de datos empresarial, GNU/Linux está demostrando ser esencial para ayudar a las empresas a comprender las tendencias más importantes, como big data y la automatización, al mismo tiempo que abordan aplicaciones más diversas y bastante interesantes, como alimentar las pantallas en los automóviles Tesla. Otros fabricantes de automóviles como Toyota, Honda y Ford incluso se han subido al carro de GNU/Linux, como lo demuestra su patrocinio del Automotive Grande GNU/Linux Project, comprometido con la creación de software para automóviles conectados.
Pero ya sea que se esté utilizando para avanzar en la tecnología, como los autos sin conductor, los grandes datos o la automatización, el proyecto de Linus Torvalds, que comenzó como un pasatiempo, ha demostrado ser infinitamente beneficioso. GNU/Linux es muy valioso y evoluciona constantemente, y en realidad es bastante fácil comenzar a usarlo.

Sin embargo cuando hablamos de la adopción de GNU/Linux en los ordenadores personales, el panorama cambia. No es lo mismo el plano empresarial o de servidores, con el uso computacional en el hogar. El dominio de Microsoft Windows es absoluto y ocupa alrededor del 88% de los hogares. Tras Windows le sigue el sistema operativo de Apple, macOS con un 9% de uso aproximado y algo menos del 3% tiene algún sistema GNU/Linux.

Todo esto es un bálsamo para los amantes del software libre en general y de GNU/Linux en particular. Linux es la revolución más importante en los últimos 20 años de la era de las tecnologías. Linux domina absolutamente en la telefonía y tabletas móviles. ¿Es un éxito sólo de Linux o del software libre? Es un éxito del software libre en tanto que hablamos de un núcleo que en su mayor parte es GNU/GPL.

¿Podemos hablar de éxito? Creo que esto se responde con un rotundo . GNU/Linux comenzó como un sistema operativo para freaks que escribían código en sus ratos libres y hoy día mueve prácticamente todo internet. El software libre representa la luz del túnel y sigue luchando por su merecido lugar en la cima de la computación. Es la antítesis de lo opaco y tenemos que seguir alumbrando para ilustrar la oscuridad.

Las razones por las cuales GNU/Linux le cuesta tanto escalar en el escritorio se debe a numerosos factores que veremos en un próximo artículo.