La asociación de usuarios de GNU/Linux Valencia ha remitido una carta al conseller de Hacienda y Modelo Económico de la Generalitat de la Comunidad Valenciana relativa a contratos del gobierno de esta comunidad con empresas de software privativo, más exactamente hacia Microsoft.

La carta, de la cual se añade un extracto, es una crítica por el uso de este tipo de software cerrado con dinero público.

La misiva expone:

El pasado 4 de mayo, el Conseller de Hacienda y Modelo Económico de La Generalitat Valenciana, Vicent Soler i Marco, según el informe firmado por Alfonso Jimenez Cantos, Subdirector General de Producción y Consolidación de las TIC firmó mediante procedimiento de emergencia un contrato (EXPTE CNMY20/DGTIC/21) por importe de 2.162.404,35 €, para el “SUMINISTRO DE LICENCIAS SOFTWARE Y SERVICIOS ASOCIADOS PARA FACILITAR EL TELETRABAJO EN LA GENERALITAT, para dotar al personal empleado público de la Generalitat de herramientas informáticas colaborativas que permitan utilizar adecuadamente las facilidades de teletrabajo en una situación de alerta como nos encontramos actualmente”

Este contrato, con un plazo de ejecución de 9 meses, o hasta la fecha en que se resuelva el expediente CNMY20/DGTIC/13 que anuncia una licitación de mas de treinta y cinco millones de euros por un periodo de 3 años, que presuponemos continuará con la misma estrategia de adquisición.

La adjudicación a TELEFÓNICA SOLUCIONES DE INFORMÁTICA Y COMUNICACIONES DE ESPAÑA, S.A. SOCIEDAD UNIPERSONAL, representa fundamentalmente la adquisición de licencias de software de Microsoft Office y de almacenamiento en la nube de Azure, ambas propiedad de Microsoft.

Microsoft Iberica es una empresa que actúa como mera comisionista de Microsoft Irlanda, cuya empresa matriz es una corporación con sede en USA. Nos permitimos sugerir que contratar con empresas, aunque sea mediante intermediarios, que utilizan ingeniería fiscal para no pagar impuestos en nuestro país, no es una buena noticia. Si añadimos que los servidores de Azure ni siquiera tienen ubicación en España, parece una pésima idea.

La adjudicación del contrato CNMY20/DGTIC/2, y suponemos que el contrato pendiente de adjudicación CNMY20/DGTIC/13 significa, entre otras cosas.. (seguir leyendo el original).

Todo esto viene a demostrar que, ya sea de derechas o de izquierdas, en España, toda esta raza de políticos van a robar y malgastar el dinero público.