Hay un movimiento que tiene bastantes elementos en común con el Software Libre, que es el movimiento esperantista.
No voy a ahondar en las características gramaticales ni en la historia de su creador (L.L. Zamenhof), que para eso ya tenemos la wikipedia y aquí y muchos otros sitios por toda la web, sino que voy a mostrar diferentes paralelismos que tiene el software libre y el esperanto.
Copyright. Antes de la aparición del Esperanto, había un movimento en Europa que porponía una lengua artificial, el Volapük. Uno de los problemas que tenía ese idioma era el férreo control que tenía su autor sobre la misma. Y es que cualquier modificación, o añadido al vocabulario tenía que pasar por su aprobación. Sin embargo, el Esperanto se publicó directamente sin derechos de autor, esto hacía que perteneciera directamente a “la comunidad” ¿es familiar el concepto? Adicionalmente, para evitar que aparecieran forks o dialectos, se definió una serie de normas y de libros que se llamaron “El fundamento” que no se puede modificar. ¿Cómo se lleva este concepto con la ausencia de Copyright? Pues muy fácil: Si quieres usar el Esperanto para crear tu propia lengua derivada (o esperantido) puedes hacerlo, pero no lo llames Esperanto.
Dejando a parte ese tema, las comunidades de esperantistas o esperantófonos tienen otros aspectos comunes:
Ambos pretenden mejorar la humanidad, y no son solamente lingüísticos o técnicos, sino que existe una cierta ideología, además de un sentimiento de comunidad. Probablemente ese sentimiento de comunidad se acabe cuando la comunidad deje de ser minoritaria, pero de momento es algo que existe, aunque no es necesario compartirlo para ser usuario de una distribución GNU/Linux ni para hablar Esperanto. El compartir conocimiento, y el favorecer la comunicación internacional sin tener que pasar por un filtro es algo en lo que muy poca gente estará en desacuerdo, sin embargo, cuando a cualquiera se le pregunta por el Esperanto, o por GNU/Linux, las reacciones suelen ser de escepticismo, condescendencia, y, en función del interlocutor, si hay oportunidad y capacidad para explicarlo, la respuesta es “pero eso no lo usa nadie” (“4 frikis” también vale como respuesta).
Como no podía ser de otra forma, muchos grandes proyectos de software libre están traducidos al menos parcialmente al Esperanto:
KDE (https://l10n.kde.org/team-infos.php?teamcode=eo)
GNOME (https://wiki.gnome.org/Esperanto)
Libreoffice (https://extensions.libreoffice.org/extensions/esperanto-spellchecker-thesaurus-and-hyphenizer)
Firefox (https://addons.mozilla.org/en-US/firefox/addon/esperanto-language-pack/)
Wordpress (https://translate.wordpress.com/projects/wpcom/eo/default/)
Y la misma wikipedia tiene su sección en Esperanto.
No se iban a parecer solo en lo bueno, así como entre partidarios del software libre están los que se fijan más en el aspecto técnico (open software) mientras otros inciden en la libertad, y se han montado auténticas batallas entre GPL/BSD, KDE/GNOME, vi/emacs… entre los esperantistas también hay muchas corrienten que han hecho correr ríos de tinta y bits. Hablábamos antes de la ideología del Esperanto: Zamenhof describió su ideología como “homaranismo” (la traducción sería algo así como “humanidadismo”), pues hay quien ve ese sentimiento homaranista como intrinseco al Esperanto, y quienes lo ven como un añadido aunque lo compartan, y quienes no lo comparten en absoluto. Además, existen dos corrientes llamadas finvenkismo (de fina venko, la victoria final) que están interesados en promover y hacer avanzar el esperanto; y el raumismo, que están más interesados en el elemento cultural diferencial (algunos llegan a definirse como un pueblo en diáspora). Otras divisiones son los reformistas y los “conservadores” o fundamentalistas, pero bueno, ¡qué iba a ser de todo movimiento minoritario sin divisiones internas!
Por último, tengo la sensación (no hay estadísticas fiables, lo siento) de que el porcentaje de usuarios de GNU/Linux entre esperantistas es mucho mayor que entre gente que no habla esperanto, y viceversa, entre GNULinuxeros, el porcentaje de esperantistas es mayor que entre usuarios de Windows. ¿Por qué? Quizá las licencias permisivas del software libre favorecen esas traducciones y eso hace que los esperantistas usen ese software, pero me inclino a pensar que se trata de una búsqueda de lo underground (ambos movimientos son relativamente minoritarios), junto con una indiferencia por las cantidades (me da igual que esto lo usen 10 o 1000 personas, si me vale a mi, es suficiente).
Y ya, para terminar, una serie de enlaces donde poder profundizar (algunos ya los tenéis arriba).

Autor artículo: Pablo Busto