Aunque hay muy pocas distribuciones GNU/Linux de pago, hay que informar que existen.

De hecho conozco dos, o quizás tres y son Elive (desaconsejo fervientemente usarla por la cantidad de malware) y la última de la fila, UMix. También lo era Nitrux, pero la verdad es que no se si sigue siéndolo.

UMix es una distribución basada en Ubuntu (ohhhhhhh) que viene con Unity. Es de lo que hablábamos el otro día: Un mismo patrón, una personalización aquí, otra allá, con el escritorio tal o cual y un nuevo churro de la factoría. Pero son libres de crear lo que les venga en ganas porque esto es así.

Sin embargo, ¿merece la pena pagar por algo que puedes hacer tú mismo? ¿El desarrollador cumple la licencia y pone disponible el código al público que ha tomado de otra distribución del trabajo de otros? En el caso de UMix no se cumple.

Con el software libre se puede ganar dinero y es lícito y justo recibir un salario por tu trabajo, eso es cierto. Lo que interesa saber cual es la fórmula.

¿Que piensas?