¡¡Cuidado con los timos!!

Unos de los dotes que deberían dejar de serlo en el ser humano es la confianza ciega.
Nos fiamos de lo que dicen los anuncios – no olvidemos por favor que son estrategias de mercado – y la publicidad. Muchos pensarán: «si lo anuncian en la tele, en la radio y en internet, no debe ser malo» y digo yo: ni bueno tampoco tiene por qué serlo.
El mercado quiere vender; a veces lo hace honradamente y en una cantidad muy grande- por desgracia- no tan honradamente, llegando al timo y el engaño. Aquí quería yo llegar.
Parece que los gobiernos hacen muy poco, por no decir nada, para detener esta lacra en el mundo que se ceba especialmente entre la gente ignorante y excesivamente confiada. Otras veces ciertas empresas se agarran a palabrejas pseudo-legales para cometer sus delincuencias; me refiero a la «letrita pequeña», muchas veces, escritas de forma ilegible con las bien sabidas malas intenciones.
Los gobiernos (entre ellos el español) parecen más obsesionados en permitir que se roben a unos para dárselos a clubes privados que dedicarse a detener los timos.
Los sms de los teléfonos móviles a determinadas empresas que «enamoran» al usuario con anuncios como «envía la palabra «ALTA» al número tal y tal son conocidas estafas que permanecen pasibles e intactas después de defraudar a miles de personas. ¿Por que? Pues porque al enviar esa palabra «ALTA» estás contratando un negocio redondo a dicha empresa; te cobran una barbaridad no sólo por enviar mensajes, sino se doblan cuando ellos te los envían con «noticias y novedades». ¿Quejarte puedes? Pues sí, pero recuerda: enviastes voluntariamente esa maldita palabra…»ALTA». Ahora descarga vía sms juegos, canciones y fondos de pantalla, pero ve corriendo a comprar saldo o a mirar tu cuenta bancaria.
Cuentas «Premium». Mejor si huyes de esa palabra. Hasta el punto que decenas de personas han interpuesto denuncias por la trama que se esconde. Sí, el «premio» te ha tocando si caes en su red. Mi consejo es ese, que pases olímpicamente de ese temido término.
Llama al 11-tal-45-tal de información telefónica. No, no es Telefónica como entidad, sino otras empresas que se dedican a aportar información sobre guías de teléfonos. Cobran carísimo y además te entretienen para que corran los euros mientras. Por no hablar de cuando llamas a Vodafone, Movistar..Orange y te plantan el concierto de Aranjuez, mientras, de cuando en cuanto te animan: «no se retire por favor» y la factura corre que corre…
Si tienes problemas en tu zona con la conexión a internet, o como ha pasado recientemente con Orange, que mientras hablabas se metían ruidos que tenías que cortar, aquí no pasa nada…»es problema de su terminal, porque no tenemos conocimiento de que hayan incidencias por esa zona» Eso se lo aprenden desde que sus empleados empiezan a trabajar. Así, si no hay incidencia, no hay devolución del dinero,porque no ha pasado nada o todo se haya en tu ordenador o tu móvil. Hay que vender la moto.
Ya no hablemos del spam o correo basura. ¿cuanto es de legal que una empresa envíe tus datos a otras para que te envíen correo basura y así se llevan un buen pellizco de plata? ¿que se hace para impedirlo? No se hace nada. Hay leyes, pero como si estuvieran en el cielo; no se aplican. Hasta los bancos envían basura. Pincha en el enlace donde te informan que te des de baja (sic..¿pero cuando me dí de alta?) para dejar de recibir correos «informativos». No te darán de baja nunca, y te seguirá llegando la publicidad.
¡¡Ah!! ¿Y el «todo gratis»? Olvídense porque nadie da nada sin pedir nada a cambio. En rarísima ocasión se cumple, porque aplastantemente hay engaño. Dí tú; si te dan algo gratis y te piden tu dirección email, hay gato encerrado. O si te descargas un programa y usas Windows, sé prudente y analízalo porque puede haber sorpresa.
Otra cosa. Correos de tu banco. Mirad, id mejor al banco, persónense en él antes de «rellenar» datos en emails pidiendo renovación o actualización de la base de datos. Los bancos jamás suelen
enviar correos para ello. Así evitaréis que las mafias os limpien vuestra cuenta.
Cartas de África: Personas que tienen una «fortuna» que deben sacar de su país y no pueden, solicitando tu ayuda. A la papelera, enviad directamente el correo a la basura.
Si, estamos desnudos ante tanta trampa en este mundo de la informática y las nuevas tecnologías. Y nadie hace nada, sino robarnos encima.

0 0 votes
Article Rating
Article Categories:
Varios
Subscribe
Notify of
guest
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x